Gamas de colores para nuestra fachada

colores_fachadas_elec

COLORES TIERRA: Los colores tierra combinan muy bien con un ambiente rústico y natural. Ideales para casas en el campo. Siguiendo esta misma línea rústica, combinan muy bien con la madera. El resultado es elegante. Sin embargo, tienen el problema de que nuestra casa pase desapercibida y no resalte.  

COLORES NEUTROS: Son ideales para construcciones a las que se le quiera aportar un toque moderno, sobrio o incluso un estilo industrial. Es una apuesta segura.  

COLORES APAGADOS: Su mayor reclamo son los vecindarios o comunidades en los que las casas son cercanas, de forma que luzcan armónicas y no sean estridentes. Sin embargo, quedan bien en cualquier tipo de construcción.  No causa una gran impresión a la vista y es una tonalidad que encaja en cualquier entorno.  

COLORES SUAVES: Son menos comunes. Son ideales si se quiere aportar un estilo clásico a la vivienda. Lo mejor es combinarlos con algún color de la misma tonalidad pero más intenso, con blancos o con negros para que resalte. Las casas decoradas con estas tonalidades se aprecian más delicadas.  

COLORES VIBRANTES: Es una apuesta más arriesgada, pues puede que no quede bien, no esté acorde al entorno o no combine con el estilo arquitectónico. Si se va a elegir un tono vibrante, es muy importante hacer pruebas antes. Si se encuentra una buena combinación, puede aportar un toque único y darle personalidad a la vivienda.