Crea contrastes

apartment-3677491_1920

Crea contrastes, transforma tu espacio.

A continuación te damos unos simples consejos generales que debes considerar para que la transformación de tu hogar sea más eficiente.

La composición de colores contrastantes proporciona un resultado de impactante belleza. 
Los colores realzan la decoración y transmiten diferentes sensaciones.

Podemos clasificarlos en Cálidos, Fríos y Neutros.
Los cálidos (rojos, amarillos y naranjas) aportan energía.
Los fríos (azules y verdes) crea un clima apacible de reposo y tranquilidad. 
Los neutros (grises y beige) transmiten elegancia, clase, sobriedad.

Es importante tener en cuenta:

Tamaño de la habitación:
Los colores claros trasmiten frescura y limpieza, ampliando luminosamente los espacios reducidos. En cambio los colores oscuros producen el efecto contrario.
Si la habitación es pequeña, no lo dudes y optan por tonalidades claras. En el momento de integrar los muebles y otros elementos, trata de que el color de los mismos sea sea similar al color de las paredes, harás que parezcan menos evidentes, dando sensación de mayor amplitud. 

Salas de estar y dormitorios:
A la hora de elegir el color. hay que tener en cuenta los contrastes que se producen con los demás elementos en la decoración del ambiente, como las cortinas, alfombras, cubrecamas, etc. En la habitación de los más pequeños de la casa, se pueden utilizar colores cálidos. En el salón colores fríos y neutros.

Baño y cocina:
Se recomienda considerar los muebles, cerámicos y cortinas existentes, predominando la elección de colores fríos para aportar sensación de frescura y limpieza.

Exteriores:
Los colores predominantes para superficies grandes son los neutros, que permiten realizar contrastes con colores intensos para realzar las molduras, aberturas y detalles ornamentales.