¿Cómo proteger las paredes de las humedades?

Sin título-1

Las humedades pueden ser un grave problema, y causar desperfectos tanto estructurales como estéticos. Lo ideal es proteger nuestras paredes mediante un hidrofugante, ya sea de aplicación en seco o en zonas húmedas.

Los hidrofugantes impiden que el agua penetre en la red de poros de los materiales de construcción, pero permitiendo la transpiración de las paredes y otorgándoles una mayor resistencia. Son de aplicación tanto interior como exterior y no presentan dificultad alguna a la hora de pintar sobre ellos.

En función de las necesidades de aplicación, podemos encontrar varios:

Retroc-S: Hidrofugante para zonas secas. Es aplicable en hormigón, yeso, cemento, piedra, etc.

Retroc- H: Ideal para aquellas zonas en las que no se puede esperar al secado total.

Retroc- Max: Hidrofugante de mayor concentración, para aplicar en zonas en las que no se puede esperar al secado. Se debe usar diluido en agua.

Todos ellos pueden aplicarse a rodillo, brocha o pistola, hasta la saturación total de la superficie. En el caso de superficies excesivamente porosas, se aplicará una segunda capa.