¿Cómo pintar correctamente una piscina?

pool-191972_1920

La pintura es una parte fundamental del mantenimiento de una piscina. El objetivo principal es impermeabilizarla y protegerla ante incrustaciones y suciedad.

Algo fundamental a tener en cuenta antes de empezar es asegurarnos de que la superficie de la piscina esté limpia. Para ello podemos usar nuestro desincrustante DESCAL y eliminar cualquier resto de pintura, incrustaciones calcáreas, etc.

Si la piscina es nueva, hay que tener seguridad de que el fraguado esté listo. En este caso, el primer paso es aplicar una mano de nuestra pintura para piscinas HIDROPEN diluida en agua en proporción 1:1. Una vez que esta capa este seca, aplicar una segunda capa de pintura, en este caso en estado puro.

Para las piscinas que hayan sido pintadas con anterioridad, hay que garantizar la limpieza de la superficie también y solo sería necesario aplicar una capa de pintura, en estado puro.

En ambos casos no se debe proceder al llenado de la piscina hasta pasados 2-3 días del tratamiento.