Elimina, transforma o embellece el óxido

oxidado

El óxido siempre está en evolución, su proceso de corrosión es continuo pudiendo llegar hasta lo más profundo de la base del hierro. La oxidación actúa incluso por debajo de la pintura, ocasionando desconchados, agrietamientos e incluso desprendiendo la pintura de la superficie.
Para ello os proponemos tres soluciones:

ELIMINARLO en los casos necesarios (óxido extremo) para posteriormente tratarlo.
Con el paso del tiempo, el uso continuo o un mal almacenamiento de algunas piezas de metal, el óxido empieza a aparecer hasta el punto de cubrirlo totalmente llegando a estropear la pieza. Si lo que buscamos es limpiar el óxido utilizaremos un producto basado en ácidos y desengrasantes que eliminan rápidamente el óxido y la suciedad sobre metales férreos sin necesidad de frotar, simplemente por inmersión o pulverización y posteriormente enjuagando con abundante agua. Para ello utilizaremos un limpiador desoxidante-desincrustante. Disponemos de dos presentaciones, una de forma líquida para superficies horizontales o pequeñas piezas que puedan ser tratadas por inmersión (revimca DESCAL) o bien la presentación en gel para ser utilizada en paramentos verticales (revimca DESINGEL). Una vez eliminado totalmente el óxido, proceder a un buen aclarado y posterior secado, quedando listo para un posterior tratamiento de protección o decoración. Hay que tener en cuenta que “el mejor de los desoxidantes es el mayor de los oxidantes”, puesto que el hierro queda totalmente desprotegido y la humedad ambiental lo ataca en cuestión de minutos.
envase pavon_blog
TRANSFORMARLO
Si lo que se pretende es neutralizar la oxidación sin necesidad de trabajos previos de eliminación del óxido, aplicaremos un transformador de óxido (PAVON). En primer lugar para un mejor resultado final, eliminaremos las escamas de hierro (caso de que las hubiese y daremos un cepillado) y restos de polvo a fin de dejar una fina capa de óxido uniforme en toda la superficie.A continuación aplicaremos con brocha, rodillo o pulverizado el “transformador de óxido” el cual por reacción química convierte el óxido férrico en un compuesto orgánico insoluble de color negro-azulado, protegiendo el metal de posteriores oxidaciones. Si se desea puede pintarse encima.

EMBELLECERLO – Técnica de decoración de hierro oxidado
Logra un efecto decorativo excelente para aplicación en estructuras metálicas, vigas, rejas, barandillas, marquesinas, esculturas, ornamentos.
Si lo que deseamos es una apariencia natural de aspecto oxidado en un objeto o pieza decorativa, puerta metálica, etc, deberemos detener la oxidación, proteger y conservar el óxido.
El procedimiento a seguir es este:
Cepillar y dejar una fina capa de óxido.
Una vez eliminado el polvillo aplicar un barniz sintético (MARIBA) y resistente a la intemperie, el cual contiene resinas que logran la protección del óxido adhiriéndose para consolidar la capa de óxido y resistir las inclemencias climáticas.

 

VÍDEO DEMOSTRATIVO: https://www.youtube.com/watch?v=27B108fXbkc